Nada de besos obligados para tus niños:

Una recomendación para la seguridad en familia para estas Fiestas

por la Dra. Amy Tiemann, Traducido por María Gisella Gámez

Descarge el PDF para compartir o imprimir


Nota: El siguiente artículo fue escrito por la Dra. Amy Tiemann. Amy es una de las Senior Program Leader de Kidpower, Directora del Centro de North Carolina y co-creadora de Doing Right by Our Kids: Protecting Child Safety at All Levels of Society.

Como todos los padres bien sabemos, las Fiestas de fin de año son increíblemente emocionantes y potencialmente abrumadoras para los niños, a veces, ambas cosas a la vez. En las reuniones familiares y con amigos, las muestras de cariño, atención y las bromas pueden crear una tensión e incomodidad innecesarias. Si aceptamos que los niños tienen su propia personalidad y pensamos de antemano en nuestros propios límites, podemos enseñar a nuestros niños habilidades esenciales para la vida y lograr que las fiestas y reuniones de fin de año sean más entretenidas.

Muchos de nosotros podemos recordar haber sido presionados o simplemente “aguantar” cuando éramos niños.  ¿Quién no recuerda haber sido obligado a darle un beso a la “Adorable Tía Edna” cuando niños, o habernos raspado con la barba del Tío Bob cuando se agachaba para darnos un fuerte abrazo? ¿O que nos dijeran que simplemente ignoráramos las bromas y persecuciones de nuestros primos por toda la casa?

Como madre, conozco bien la incomodidad que se siente cuando nuestro hijo se niega a darle un gran abrazo cuando llega la Abuela—especialmente si la Abuela estuvo esperando por semanas o meses para ver a su nietito. Sin embargo, en mi experiencia enseñando defensa personal como instructora Kidpower, he aprendido que es una práctica importantísima apoyar a nuestros niños cuando ellos ponen un límite.

Apoyar a un niño cuando no quiere que lo besen o que lo abracen no significa que la Abuela, o la Tía Edna, o el Tío Bob o la Prima Sara estén haciendo algo malo, sino que el contacto y los juegos afectuosos para demostrar cariño o para divertirse son una elección del niño en todas las situaciones.  Las Fiestas son una ocasión perfecta para trabajar en la habilidad para “poner límites” con nuestros niños, para que adquieran confianza y se sientan seguros a medida que vayan creciendo y pasando por las diferentes etapas de la vida.

Si es posible, trate de hablar de esto con sus parientes anticipadamente, coménteles que está practicando con los niños para ayudarlos a aprender a poner límites—y quién mejor para practicar que las personas que conocen y quieren a los niños. De esta manera, cuando un niño ponga un límite con la Abuela, ella podrá sentirse parte de una práctica positiva, en vez de sentirse rechazada. Algunos padres aducen que tener esta conversación con sus familiares se hace difícil, pero yo sostengo que es importante tenerla, además de ser una buena oportunidad para un diálogo y una indagación significativa. Muchos padres sienten que en su cultura se espera que los niños muestren respeto a los mayores a través del afecto.

En Kidpower, hemos descubierto que se trata realmente de un fenómeno transcultural que atraviesa una amplia gama de contextos culturales, y es necesario prestarle atención: ¿cómo podemos encontrar maneras en que los niños puedan demostrar su respeto a los mayores de forma que resulten experiencias asimismo edificantes y respetuosas para los niños mismos? Un punto que quiero destacar sobre la seguridad de los niños es el siguiente: “¿Cómo vamos a esperar que nuestros niños pongan límites claros sobre el contacto cuando están solos, si no los apoyamos para que los pongan cuando están con nosotros, con nuestra familia, cuando estamos presentes y estamos en situación de poder apoyarlos y respaldarlos?” Esto se puede practicar de un modo muy simple (pero muy efectivo) diciendo: “¿Quieres darle un abrazo, un beso, a la Abuela?… ¿No en este momento? Está bien… Tal vez luego quieras darle un beso o estrecharle la mano.”

Algunos niños son muy sociables y adoran toda ocasión de ser el centro de la atención. Prepárese para ayudarlos a registrar los límites de los demás y a recordar la regla de seguridad sobre “Preguntar primero antes de cambiar el plan”, aún en una reunión familiar.  Otros niños son más reservados y es mejor darles tiempo para que entren en confianza a su propio ritmo. Tal vez necesiten que usted intervenga para redireccionar la atención de los demás, que ellos no desean sobre sí mismos, y para ayudarlos a poner límites cuando los adultos, aunque con buenas intenciones, tratan de presionarlos.

Aunque un allegado se ofenda porque el niño no desea darle un beso o un abrazo, ésta es una buena oportunidad para recordar lo esencial—los niños deben aprender desde una edad temprana que el contacto o el juego afectuoso o por diversión deben ser la elección de AMBAS personas, deben ser seguros y autorizados por los adultos a cargo y no deben ser secretos. Esta regla de seguridad fundamental debe ser respetada en cualquier situación.

El contacto o el juego afectuoso o por diversión deben ser siempre la elección de AMBAS personas, deben ser seguros y autorizados por los adultos a cargo, y no deben ser secretos.

Es confuso para los niños tratar de disociar sus sentimientos de incomodidad ante ciertas muestras de afecto o bromas, por una cuestión de cortesía, porque esto les transmite un mensaje contradictorio con respecto a sus límites. Recuerde el principio fundamental de Kidpower: La seguridad y la integridad de la autoestima de un niño son más importantes que la vergüenza, incomodidad u susceptibilidad de CUALQUIER PERSONA. O dicho más simplemente: Prioricemos la Seguridad.

Copyright  2011 Kidpower Teenpower Fullpower International y Dra. Amy Tiemann. Se autoriza la publicación a condición de que no se quite el título del artículo, el nombre y dirección web de Kidpower, que dicha información sea visible y se acompañe, cuando sea posible,  de sus respectivos hipervínculos electrónicos.

Sobre Kidpower

Kidpower Teenpower Fullpower International es una organización internacional sin fines de lucro líder en educación para la protección de los niños. Enseñamos habilidades de seguridad personal para todas las edades y capacidades. Desde 1989 Kidpower ha protegido a más de tres millones de niños, adolescentes y adultos, incluyendo aquéllos con necesidades especiales, del bullying, abuso, secuestro,  y otros tipos de violencia. Para conocer más sobre los talleres y publicaciones de Kidpower en español, visite nuestra página web en español: http://www.kidpower.org/espanol/



Like what you're reading? Get the latest from Kidpower for free! Subscribe now.
Email:
Note: All registrations require you to confirm your email address. Your privacy will be protected at all times.




About the Author

Irene van der Zande, Kidpower Founder and Executive Director
Kidpower Founder and Executive Irene van der Zande is a master at teaching safety through stories and practices and at inspiring others to do the same. Her child protection and personal safety expertise has been featured by USA Today, CNN, Today Moms, the LA Times, and The Wall Street Journal. Publications include: Bullying: What Adults Need to Know and Do to Keep Kids Safe, the Kidpower Safety Comics series, the Relationship Safety Skills Handbook for Teens and Adults, and The Kidpower Book for Caring Adults: Personal Safety, Self-Protection, Confidence, and Advocacy for Young People.
Powered by WordPress. Built on the Thematic Theme Framework.