La mayoría de los maestros son Heroes!

9 Formas En Que Los Padres Pueden Apoyar A Los Maestros En La Creación De Entornos De Aprendizaje Seguros y Positivos

Written by Irene van der Zande, Kidpower Founder and Executive Director

Print | Permission to Use Requirements | Copyright Policy


Nancy Saltzman: Una Educadora Heroica (Foto credito: Carol Lawrence)

Tengo el privilegio de conocer a muchísimos maestros por medio de Kidpower, y la mayoría hacen un gran trabajo bajo circunstancias difíciles con recursos muy limitados y muy poco aprecio. Al igual que los héroes de una historia de aventuras, los maestros a menudo tienen que superar la adversidad, la duda, y la lucha. Cada día, la mayoría de los maestros hacen todo lo posible para hacer frente a las a menudo conflictivas necesidades sociales y emocionales de los estudiantes, responder a las expectativas de los padres y administradores, e impartir la currícula académica que sus estudiantes necesitan aprender.

Un pequeño porcentaje de maestros se aprovecha mal de sus cargos de confianza y poder. Muchas historias de los medios de publicidad acerca de acoso y abuso de los maestros a sus estudiantes sirven para conocer lo que necesitamos aconsejar para proteger a los jóvenes de estos riesgos, pero las historias no son representativas de la mayoría de los educadores que dedican sus vidas para el bienestar y la seguridad de los niños bajo su cuidado.

Como padres, abuelos, voluntarios, o personas que apoyan a una comunidad escolar de otras maneras, tenemos el poder para honrar a las personas que enseñan a nuestros hijos mediante la adopción de medidas que contribuyan a sus esfuerzos. Aquí hay nueve formas de hacer su trabajo más fácil:

1. No tome a los maestros por sentado. Los maestros y administradores reciben un abrumador número de quejas por teléfono, correo electrónico y en persona. Además de hablar acerca de los problemas, haga lugar para hablar de lo que aprecia. En lugar de decir: “Esto es sólo su trabajo!” Reconozca que este es un trabajo duro y que las personas se desempeñan mejor cuando su trabajo es apreciado. Incluso si usted está ocupado o cansado, agradezcales con pequeños gestos, al menos una vez a la semana. Una sonrisa cálida  y un sincero “gracias” puede hacer maravillas al final de un largo día. Escriba una nota o deje un correo de voz para expresar su Gratitud. Cuénteles a los administradores acerca de algo bueno que el maestro de su hijo hace.

2. Ayuda al maestro de manera que tenga menos trabajo. Lea los comunicados y mensajes de los maestros. Responda a las preguntas a la primera vez. Ya sea que su respuesta sea sí o no, para que el profesor no tenga que pedirle dos veces. Si usted no está viviendo con el otro padre del niño, haga todo lo posible para fortalecer la comunicación con su pareja, si es posible, para que el maestro no tenga que comunicar dos veces o realizar dos comunicados separados.

Ofrezca su tiempo con detalles específicos, tales como: “Puedo hacer arreglos para venir una vez al mes durante dos horas. Tengo conocimientos acerca de biología, matemáticas y programación. ¿Qué sería lo más útil para usted? ” Ofrezca escribir un boletín para padres o llamarlos para hacerse voluntarios. Para conducir en una excursión. Intervenga en ver a los niños si tratan mal a los demás. Organice una actividad que se adapte a sus inereses y habilidades. Recuerdo una vez cuando mi esposo Ed. se tomó el trabajo de llevar los huevos de rana a la clase de segundo grado de nuestra hija. Explicó sobre el ciclo de vida de una rana, instaló un tanque para que los niños pudieran ver los huevos convertirse en renacuajos, y llevó a los renacuajos a ponerlos en libertad en la naturaleza antes de convertirse en ranas. Asegúrese de tomar responsabilidad para el cuidado y limpieza de las actividades especiales que traiga al aula.

3. Coordine los recursos de los padres, como el tiempo y el dinero.

Si es posible, utilice su tiempo para organizar a otros padres para ayudar de una manera más sustancial. Su grupo de padres podría ayudar con la limpieza regular o apoyo de lectura. O bien, coordinar vacaciones o donaciones de fin de año, por lo que los recursos financieros del grupo ofrezca algo más substancial, útil o significativo que cualquiera de ustedes podría proporcionar por su cuenta.

4. Traiga a colación problemas e inquietudes con prontitud, directamente, persistentemente, y con respeto. Es normal sentirse muy molesto y enojado si está preocupado acerca de la seguridad, el bienestar o la salud emocional o física de su hijo. Tómese un momento para calmarse antes de hablar con el maestro de su hijo. Trate de recordar que casi todos los profesores realmente quieren lo mejor para los niños bajo su cuidado. Al venir a un lugar de trabajo juntos para llegar a una solución, puede ayudar a prevenir problemas de crecimiento. Incluso los excelentes profesores pueden llegar a estar abrumados con demasiadas cosas que hacer o podrían malinterpretar su preocupación. En lugar de enojarse, esté preparado para persistir si usted no recibe una respuesta útil, escribale una nota.

En general, comuníquese con el maestro de su hijo de la forma en que usted quisiera que le hablen si alguien tiene un problema con lo que usted está hace. Incluso si se siente muy molesto y ansioso, use un lenguaje respetuoso en la descripción de lo que sucedió.  Hable acerca de comportamientos específicos en vez de atacar el caracter o las intenciones del maestro o cualquier otra persona. Si se siente provocado, puede ser difícil de oír y escuchar bien. Tome una respiración profunda y escriba las cosas para que pueda referirse a ellas más adelante cuando usted haya tenido algo de tiempo para pensar.  Por supuesto, si nada funciona después de haber hecho un esfuerzo sostenido para hacer frente a su problema directamente con el maestro, esté preparado para ir con el administrador de la escuela y, si es necesario,  exponerle el problema por escrito.

5. Utilice el correo electrónico o notas escritas cuidadosamente.  Las relaciones de todo tipo, desde los negocios hasta familias, han sido gravemente dañados por los mensajes de correo electrónico o notas escritas que fueron mal entendidas. El correo electrónico puede ser una buena manera de hacer una cita para hablar. Si tiene comentarios o desea discutir un problema, haga esto por teléfono o en persona. Escribir una carta en vez de hablar primero con el profesor puede dejar la sensación de culpa al maestro y no conduce a soluciones. Pregunte al maestro cual es la mejor manera es hacer una cita para discutir una preocupación y Programe un tiempo para hablar en persona o por teléfono.

6. Evite hablar mal de un maestro a sus espaldas. Susurrar o enviar un correo electrónico acerca de una maestra a sus espaldas es una forma de intimidación para adultos y no resuelve el problema. Si necesita ayuda para encontrar la manera de tomar medidas para hacer frente a un problema, hable con una persona de confianza fuera de su comunidad escolar, si es posible. Luego, tome acción comunicándose directamente con el maestro. Si usted se encuentra hablando negativamente, pregúntese si su comportamiento es productivo o destructivo. El aliarse con otros padres quejándose de un maestro detrás de él / ella puede ser destructivo.

7. Sea comprensivo si un maestro parece deasnimado o desalentado. Sonríe y dice: “Parece que hay mucho que hacer. ¿Hay algo que pueda hacer que pueden ayudar?”  Permite que los profesores sepan acerca de la técnica Kidpower en la que enseñamos a los niños a desechar palabras hirientes que otras personas les dicen o que ellos mismos se dicen a sí mismos y de tomar en elogios. A continuación, dar un genuino cumplido como: “Estás haciendo un trabajo duro realmente bien”.

Si se sienten mal por algo que salió mal, les recuerdo de nuestros dichos Kidpower: “Los errores son parte del aprendizaje” y “Usted no tiene que ser perfecto para ser genial!”

8. La enseñanza puede ser un trabajo solitario – ayude a construir la comunidad.  Los profesores son a menudo a solas con los niños durante horas y horas todos los días. Usted no tiene que convertirse en el mejor amigo de cada maestro de su niño, pero hablando con los profesores como adultos educados sobre las cosas que están interesados en tener una conversación apropiada y personal es una maravillosa manera de llegar a conocerse unos a otros como personas.

9. Cuéntele a la maestra de su hijo sobre Kidpower. Recursos Kidpower para la enseñanza y el uso de habilidades socio-emocionales pueden hacer la vida más fácil a un profesor y a sus chicos más seguros y felices. Usted puede comprarle un libro al profesor o señalarle los artículos de nuestra amplia Biblioteca gratuita ‘on line’.

Descargue nuestro manual de entrenamiento libre de 30 habilidades Kidpower que ayudarán a los niños del proyecto de todo tipo de acoso, abuso y otros problemas de seguridad registrándose en nuestra página One Million Safer Kids. Estas son lecciones cortas que pueden ser fácilmente tratadas y practicadas con un niño o un grupo de niños. Tenemos extensas explicaciones ilustradas de dibujos animados e historias sociales sobre los secretos y otras cuestiones de seguridad en nuestro Historietas de Seguridad y Kits de Enseñanza, que se pueden encontrar en la librería Kidpower.org. Por último, nuestro nuevo libro Kidpower para adultos de confianza: Seguridad Personal, auto-protección, promoción y confianza para Jóvenes proporciona un recurso muy completo para todos los adultos que quieren saber cómo utilizar nuestra metodología y habilidades para proteger a los niños de la intimidación, el abuso, secuestros y otros actos de violencia de sus familias, amigos, escuelas, organizaciones de servicio, etc.


Did you find this material useful?
Share this page by using the social network links above and sign-up for our free weekly newsletter below to get inspiring success stories, answers to reader's questions, and new resources for applying Kidpower's safety and positive communication strategies to your daily life.

Get Our Free eNewsletter: Weekly Safety Tips, Articles & Our Latest Resources

Email:
Note: All registrations require you to confirm your email address. Your privacy will be protected at all times.


About the Author

Irene van der Zande, Kidpower Founder and Executive Director
Kidpower Founder and Executive Irene van der Zande is a master at teaching safety through stories and practices and at inspiring others to do the same. Her child protection and personal safety expertise has been featured by USA Today, CNN, Today Moms, the LA Times, and The Wall Street Journal. Publications include: Bullying: What Adults Need to Know and Do to Keep Kids Safe, the Kidpower Safety Comics series, the Relationship Safety Skills Handbook for Teens and Adults, and The Kidpower Book for Caring Adults: Personal Safety, Self-Protection, Confidence, and Advocacy for Young People.
Powered by WordPress. Built on the Thematic Theme Framework.