Español | English
Autora | Autorización para usar 

Permítanme contarles sobre algo que me propuse el Año Nuevo de 1994 y que he logrado (en su mayoría) mantener.

A fines de diciembre de 1993, preparaba mi nuevo calendario semanal de 1994: escribía citas, fechas límite de proyectos y cumpleaños, pensaba en el año por venir, reflexionaba sobre lo que quería hacer de manera diferente. Me di cuenta de que, a menudo, perdía una gran cantidad de tiempo y energía en muchas cosas que casi siempre estaban fuera de mi control y, que por cierto, no eran tan importantes. Esto me hacia muy infeliz.
Pensé en todas las horas, incontables, desperdiciadas en negatividad inútil, año tras año …
… obsesionada con los comentarios desagradables y las acciones injustas de otros.
… sintiéndome terriblemente avergonzada y molesta conmigo misma después de cometer incluso errores triviales.
… dejando que el miedo a que hiriera mis sentimientos y dañara mis relaciones y conexiones.
… criticándome en mi apariencia, mi voz y mi forma de actuar.
… reviviendo recuerdos y sentimientos negativos de un pasado muy lejano.

Mientras miraba las hermosas fotos de la naturaleza del calendario y sus páginas limpias y nuevas pensé que EL MODO en que eligiera vivir mi vida durante aquellos 12 meses sería aún más importante que LO que estaba planeando hacer. Entonces, en la primera página, en letras grandes, escribí mi propósito:

No dejaré que la negatividad menoscabe mi alegría de vivir, mi confianz en mí misma ni mi empatía por los demás.

Mientras trabajaba para encontrar formas de mantener este propósito, pronto me di cuenta de que el optimismo ciego y las promesas eran imposibles de cumplir, NO eran una solución a la negatividad. Ignorar o suprimir fuertes sentimientos de negatividad tampoco funcionaba, ya que se filtraban de otras maneras. Necesitaba, más bien, encontrar métodos para transformar los sentimientos negativos en acciones positivas. ¡Y lo hice!

Estas lecciones que aprendí con la ayuda de numerosas personas maravillosas sirvieron de base para muchas de las habilidades de seguridad emocional, establecimiento de límites, resolución de conflictos y relaciones saludables que enseñamos en Kidpower.

Permítanme compartir 10 de estas valiosas lecciones:

  1. Acepte que NO tenemos que ser perfectos para ser geniales.

  2. No deje que el miedo a decepcionar a otros o a decepcionarse a sí mismo gobierne su vida.
  3. Sea perseverante cuando las cosas no salen bien de inmediato, en lugar de darse por vencido y sentirse mal por ello.
  4. Reconozca cuando una relación, una situación o una conducta es arriesgada o insegura, y proteja sus sentimientos contra ellas.
  5. Deje de procurar que las personas actúen de cierta manera o que las cosas sucedan de la manera que usted quiere para sentirse bien con usted mismo.
  6. Establezca límites fuertes y respetuosos en lugar de vacilar, quejarse o permanecer infeliz.
  7. Maneje sus desencadenantes emocionales en lugar de dejar que estos lo gobiernen.
  8. Sepa cuándo dejar algo que no pueda hacer de manera efectiva, y deje que alguien más lo haga, o incluso acepte que tal vez no suceda.
  9. Obtenga ayuda cuando se encuentre bloqueado, sin descartar la consulta con un profesional si fuera necesario, para obtener una perspectiva, sanar las heridas del pasado y encontrar soluciones satisfactorias.
  10. Reconozca que dejar una relación perjudicial o detener algo que no funciona, a veces es la mejor opción.

Reconozca que algunas situaciones son tan perturbadoras que los sentimientos negativos pueden volverse abrumadores. Sin embargo, dejar que continúe la negatividad puede resultar contraproducente y, a menudo, agrega estrés a un problema ya difícil. Otra lección que aprendí fue que crear una imagen visual para contener, transformar o dejar ir esta negatividad puede ayudar a proteger la salud emocional.

Por ejemplo, hace poco tuve que lidiar con una situación personal muy dolorosa. Visualicé que enviaba mi rabia y tristeza al sol, e imaginé que mis sentimientos agregaban suficiente energía para que nuestro sol ardiera durante 100.000 años adicionales. Visualizar la eliminación de mi energía negativa me dejó menos estresada y mejor preparada para hacer frente a las cosas que necesitaba hacer con posterioridad.

Confieso que, aunque practico de forma constante el uso de estas habilidades y estrategias, de vez en cuando, aún pierdo tiempo en negatividad inútil. La diferencia es que ahora puedo reconocer lo que está sucediendo y hacer algo al respecto más temprano que tarde.

Me encantaría saber acerca de SUS experiencias al cambiar los sentimientos negativos en acciones positivas, así como las situaciones en las que tal vez esté aun atravesando y sintiéndose atrapado. Envíeme un correo electrónico a safety@kidpower.org. Como siempre, mantendremos su nombre y detalles confidenciales a menos que usted otorgue un permiso específico para compartirlos.

Traducción de María Gisella Gámez

 

Derechos de autor © - presente. Todos los derechos reservados.

Fecha de Publicación:    |   Última actualización:

Kidpower Founder and Executive Irene van der Zande is a master at teaching safety through stories and practices and at inspiring others to do the same. Her child protection and personal safety expertise has been featured by USA Today, CNN, Today Moms, the LA Times, and The Wall Street Journal. Publications include: cartoon-illustrated Kidpower Safety Comics and Kidpower Teaching Books curriculum; Bullying: What Adults Need to Know and Do to Keep Kids Safe; the Relationship Safety Skills Handbook for Teens and Adults; Earliest Teachable Moment: Personal Safety for Babies, Toddlers, and Preschoolers; The Kidpower Book for Caring Adults: Personal Safety, Self-Protection, Confidence, and Advocacy for Young People, and the Amazon Best Seller Doing Right by Our Kids: Protecting Child Safety at All Levels.


Subscribe to our eNewsletter

Get our latest 'People Safety' and self-defense tips and tools direct to your inbox!

You have Successfully Subscribed!

For just $5
―the price of a latte―
you can protect a child from sexual abuse

DONATE

Thank you for your Gift to Kidpower!

Share This