Español | English

Autora | Autorización para usar | Imprimir PDF

Silhouette of two kids riding bikes during sunset El siguiente artículo usa extractos del capítulo de Kidpower en el excelente libro para padres, “Courageous Parents, Confident Kids: Letting Go So You Both Can Grow.” Gavin de Becker, autor de los bestsellers “The Gift of Fear” y “Protecting the Gift” respalda firmemente este libro: “La perspectiva y el conocimiento que se brindan en estas páginas pueden ayudar a los adultos a navegar brillantemente hacia el destino que todos deseamos: una crianza amorosa y efectiva”. Las explicaciones detalladas de cómo enseñar las habilidades mencionadas se encuentran en The Kidpower Book for Caring Adults.

Los padres a menudo se preguntan: “¿Cómo puedo darle a mi hijo más independencia mientras lo mantengo seguro?” En lugar de adoptar un enfoque de “todo o nada” para que los niños realicen diferentes actividades sin la supervisión de un adulto, Kidpower recomienda el siguiente plan de cinco pasos.

Paso 1. Evalúa a tu hijo de manera realista en cada situación.

Paso 2. Como familia, aprendan y practiquen habilidades de “Seguridad con las Personas”, que son habilidades para ayudar a las personas a estar emocional y físicamente seguras con otras personas dondequiera que vayan. Practiquen estas habilidades juntos.

Paso 3. Acompaña a tu hijo mientras prueban usar estas habilidades en el mundo real.

Paso 4. Realiza prácticas de prueba para repasar la independencia en dosis controladas con el respaldo de un adulto.

Paso 5. Mantén la comunicación abierta: escucha, verifica continuamente que todo está bien y repasa.

Paso 1: Evalúa de manera realista

Durante nuestros talleres de Kidpower, los padres a menudo hacen preguntas basadas en el tema: “¿Cómo sabré cuando mis hijos tengan la edad suficiente para hacer algo por su cuenta?” Por ejemplo:

  • “¿Cuándo puede jugar solo en el patio delantero?”
  • “¿Está lista para caminar sola a la escuela?”
  • “¿Cuándo puede pasar la noche con amigos?”
  • “¿Tienen la edad suficiente para viajar en el autobús de la ciudad?”

La respuesta es que depende. No existe una edad mágica a la cual los niños están listos para ciertas actividades. Depende de la situación específica y de las habilidades del niño en particular, por lo que es esencial realizar evaluaciones realistas para determinar la respuesta correcta para tu hijo para esta actividad en este momento.

Por ejemplo, imagina que tu hija quiere ir a la casa de una amiga para una pijamada. Las preguntas de evaluación sobre la situación pueden incluir: ¿Qué tan bien conozco a los padres de esta amiga? Si no los conozco bien, ¿puedo coordinar para reunirme con ellos y conocerlos para asegurarme de que me siento cómodo dejando ir a mi hija? ¿Qué actividades están previstas? ¿Qué nivel de supervisión se proporcionará? ¿Quién más estará en casa?

Las preguntas de evaluación sobre las habilidades de tu hija incluyen: ¿Mi hija sabe cuáles son nuestras reglas de seguridad y cómo seguirlas? ¿Puede expresarse acerca de los problemas, incluso con los adultos a cargo, si se siente incómoda? ¿Puede decir que no a sus amigas si comienzan a hacer algo inseguro, incluso si se siente avergonzada? ¿Sabe cómo llamarme en cualquier momento, incluso en medio de la noche, si necesita ayuda?

Imagina que tu hijo quiere caminar solo a la escuela. Las preguntas de evaluación sobre la situación pueden incluir: ¿Cómo es la ruta a la escuela? ¿Qué peligros hay en el camino? ¿Cómo es el tráfico? ¿Hay guardias de cruce, cruces peatonales y semáforos? ¿Hay cosas interesantes, pero potencialmente peligrosas, que podrían tentar a mi hijo a cambiar su plan, como estanques, animales o construcciones? ¿Qué tipo de personas, como desconocidos, pandillas o bullies, podrían causarle un problema de seguridad? ¿Hay tiendas, vecinos u otros lugares donde podría obtener ayuda si la necesita?

Las preguntas de evaluación sobre las habilidades de tu hijo incluyen: ¿Qué tan atento y cuidadoso es mi hijo? ¿Se pierde soñando despierto o puede prestar atención al tráfico y a las personas que lo rodean? ¿Mi hijo entiende y sabe cómo seguir nuestras reglas de seguridad? ¿Puede recordar Preguntarme Primero antes de cambiar su plan, incluso si algo parece muy interesante o si sus amigos comienzan a presionarlo? Si alguien lo desafía de manera grosera, ¿puede mi hijo alejarse del problema y buscar ayuda, o sentirá la necesidad de probarse a sí mismo? ¿Puede interrumpir a un adulto ocupado para obtener ayuda si lo necesita? ¿Puede mi hijo correr, gritar y buscar ayuda si tiene miedo?

Al hacer evaluaciones realistas, podemos determinar si un niño está listo para manejar una situación específica de forma independiente y, de no ser así, qué necesitaría saber y poder hacer este niño para estarlo. Debemos recordar que los niños desarrollan habilidades a diferentes ritmos y tienen personalidades diferentes. Lo que es seguro para un niño a una edad determinada en una situación determinada puede llevar más tiempo o requerir precauciones adicionales para ser seguro para otro niño.

Si no estás seguro o te preocupa que tu hijo no tome la decisión más segura, o si sientes que tu hijo no está listo para hacer algo de forma independiente, tómate el tiempo para revisar las habilidades con él o ella o hacer planes diferentes que brinden más supervisión y apoyo.

Paso 2: Como familia, aprendan y practiquen juntos las habilidades de “Seguridad con las personas”

El simplemente hablar de los problemas puede hacer que los niños se preocupen más sin que estén más seguros. Sin embargo, la práctica exitosa de hacerse cargo de su seguridad emocional y física puede aumentar la competencia de los niños y reducir su ansiedad.

En lugar de enfocarse en las cosas malas que a veces suceden, los padres pueden empoderar a los niños dándoles la oportunidad de practicar las siguientes habilidades de Seguridad con las Personas de Kidpower en contextos que son relevantes para sus vidas.

Las habilidades específicas para los jóvenes incluyen:

  • Caminar y actuar con atención, calma y confianza
  • Preguntar Primero a sus adultos antes de cambiar su plan sobre lo que están haciendo, a dónde van y con quién están (incluidas las personas que conocen)
  • Preguntar Primero a sus adultos antes de dejar que una persona o animal que no conocen bien se acerque a ellos (o Pensar Primero si no tienen un adulto a quien preguntar)
  • Moverse fuera del alcance si algo o alguien podría ser inseguro
  • Establecer límites fuertes y respetuosos con las personas que conocen
  • Proteger sus sentimientos de palabras hirientes
  • Mantenerse a cargo de lo que dicen y hacen, para tomar decisiones más seguras
  • Elaborar un plan de seguridad para todos los lugares a los que vayan sobre qué hacer y qué no hacer para mantenerse a salvo y cómo obtener ayuda si la necesitan.
  • Hacerse cargo del bullying de maneras que les ayuden a protegerse y a construir relaciones positivas
  • Ser persistentes en obtener ayuda de adultos ocupados
  • Entender que las reglas de seguridad son diferentes en emergencias donde no pueden Preguntar Primero y necesitan ayuda, incluso de personas desconocidas
  • Gritar y correr a un lugar seguro si tienen miedo
  • Usar habilidades de defensa personal para escapar y ponerse a salvo si alguien está siendo peligroso y no pueden alejarse y buscar ayuda

Durante los talleres de Kidpower, brindamos a nuestros estudiantes oportunidades para repasar estas habilidades. Te animamos a que practiques la mayoría de estas habilidades también en casa, adaptando el contexto a la situación de tu familia. Cuando guíes a un niño para que ponga en práctica estas habilidades, hazlo con el mismo ánimo con el que ayudarías a un niño a aprender a nadar o andar en bicicleta.

Mantén una actitud positiva y alegre y concéntrate en apoyar al éxito del niño. Evita enfocarte en las cosas malas que podrían suceder si el niño se ahoga, lo atropella un automóvil o tiene un problema de seguridad con una persona. Si sientes que te pones ansioso o molesto cuando estás trabajando con tu hijo, tómate un descanso y practiquen nuevamente más tarde. Los niños aprenden mucho mejor cuando sus adultos están tranquilos.

Paso 3: Acompaña a tu hijo mientras prueban usar estas habilidades en el mundo real

Una vez que los niños han tenido éxito en la práctica de las habilidades de Seguridad con las Personas a través de juegos de roles, el siguiente desafío es que aprendan a transferir el uso de estas habilidades a diferentes tipos de situaciones de la vida real. El acompañamiento es una técnica que puede ser muy efectiva para ayudarte a ver qué tan bien puede tu hijo mantenerse a salvo en el mundo real. El acompañamiento funciona así: antes de dejar que tu hijo realice una actividad solo, tú lo acompañas en esa actividad, dejando que sea él quien dirija el camino. Esto le da a tu hijo la oportunidad de mostrarte lo que él o ella puede hacer, y te da a ti la oportunidad de notar qué problemas inesperados pueden surgir y hacer preguntas para verificar su comprensión.

Por ejemplo, cuando mi hija Chantal tenía ocho años, quería cruzar la calle desde su programa de verano de la escuela hasta la guardería de su hermano sin que yo fuera a buscarla. A pesar de que la escuela estaba justo al otro lado de la calle de la guardería, había muchos padres alrededor y la calle tenía un guardia de cruce, a mí la idea me ponía muy nerviosa. Seguí a Chantal mientras caminaba delante de mí en la ruta que tomaría desde la puerta de su escuela de verano hasta la guardería, para poder ver exactamente lo que estaba haciendo.

Mientras caminábamos, la atosigué con preguntas: “Si alguien detiene su auto y comienza a hablar contigo, ¿qué harás? Si alguien tiene un cachorro, ¿qué harás? Si alguien que conoces trata de darte un aventón, ¿qué harás?” La atención tranquila de mi hija mientras caminaba, el nivel de supervisión alrededor y sus respuestas me aseguraron que estaba lista para dar este paso hacia la independencia. Sin embargo, mientras la acompañaba, notamos una falla: la puerta de la guardería a veces estaba cerrada. El acompañamiento nos permitió detectar este problema anticipadamente y hacer un plan para que el personal de la guardería estuviera pendiente de Chantal y de cómo podría encontrar a alguien que la dejara entrar, si fuera necesario.

Otra idea sobre el uso del acompañamiento en el uso de tecnología surgió de una de nuestras instructoras más experimentadas, Erika Leonard, cuando impartía un taller sobre seguridad en Internet. Dado que muchos niños superan a sus padres en lo que respecta al uso de Internet y otras tecnologías, los padres a menudo se sienten inseguros sobre cómo establecer límites y realizar un seguimiento de las actividades digitales de sus hijos. Erika sugiere que los padres y sus hijos codirijan estas actividades experimentando un acompañamiento juntos, explorando nuevas tecnologías uno al lado del otro. De esta manera, los padres pueden discutir con sus hijos cómo se aplican las reglas de seguridad a cada situación particular.

Paso 4: Realiza prácticas de prueba con el respaldo de un adulto para desarrollar independencia

En lugar de dar un permiso general para las actividades que requieren más independencia, podemos dejar que los niños desarrollen sus habilidades y comprensión realizando pruebas con nuestro respaldo. De esa manera, tienen la oportunidad de hacer las cosas por sí mismos mientras tienen fácil acceso al apoyo de un adulto en caso de que necesiten ayuda. Una práctica de prueba significa que el adulto está muy cerca, pero no supervisando directa y constantemente la actividad.

Por ejemplo, los hijos adolescentes de Marsha querían acampar con sus amigos sin la supervisión de un adulto. Habían tenido mucha experiencia acampando, pero nunca lo habían hecho solos. Marsha acampó en el sitio contiguo al de ellos para poder estar disponible en caso de que la necesitaran. Sus hijos descubrieron que acampar solos era muy divertido, ¡y mucho trabajo!

Paso 5: Mantén la comunicación abierta

Los niños están más seguros cuando saben que los adultos en sus vidas están prestando atención a lo que ellos están haciendo y son personas a las que pueden acudir en caso de tener problemas. Incluso después de que los niños se acostumbren a realizar una actividad por su cuenta, es importante continuar asegurándose que todo está bien y revisando los planes y habilidades de seguridad. La gente puede cambiar. Las situaciones pueden cambiar. Pueden surgir problemas que antes no existían.

Durante un taller, una niña me contó entre lágrimas sobre su mejor amiga, cuyos padres se estaban divorciando. Sus propios padres simplemente asumieron que estaba feliz de pasar la noche en casa de su amiga, ya que así lo había hecho durante años. Desafortunadamente, ahora había mucho alcohol y peleas en esa casa, y esta niña temía por sí misma y por su amiga. Hicimos un plan para hablar con sus padres y obtener su ayuda, tal vez coordinando para que su amiga se quedara en su casa en lugar de alternarse.

Recuérdales a los niños que los problemas no deben ser secretos y que quieres saber qué está pasando en sus vidas. Sé un adulto al que los niños pueden acudir, que los escuchará sin juzgar ni sermonear.

De vez en cuando, pregúntales a tus hijos: “¿Hay algo que te hayas estado preguntando o algo que te preocupe que no me hayas dicho?” Si escuchas con calma y aprecio sus respuestas, ayudas a que tus hijos desarrollen el hábito de contarte cómo les va para que puedas seguir apoyándolos en hacerse cargo de su seguridad física y emocional.

Los Cómics de Seguridad de Kidpower – Una forma fácil y divertida de discutir y practicar habilidades

Nuestros Comics de seguridad ilustrados con caricaturas están diseñados para guiar a los adultos a través del proceso de la discusión y práctica de la mayoría de las habilidades de “Seguridad con las Personas” que los niños necesitan a medida que desarrollan una mayor independencia. Los Cómics de Seguridad de Kidpower para niños pequeños son para adultos con niños de 3 a 10 años que no están solos. Nuestros Cómics de Seguridad para niños mayores son para adultos con niños de 9 a 13 años que se están volviendo más independientes. Adicionalmente, tenemos también nuestros Cómics de Seguridad de Fullpower, que describen las habilidades de seguridad personal para adolescentes y adultos en lenguaje y dibujos básicos, que son especialmente útiles para cualquier persona con habilidades limitadas de alfabetización en inglés.

Para obtener más información de los recursos de Kidpower para enseñar estas habilidades y conceptos de Seguridad con las Personas, por favor visita nuestra Biblioteca en línea (membresía comunitaria gratuita) y nuestra Librería RelationSafe™ .

Te invitamos a descargar este artículo destacado para tu uso personal, e imprimir una (1) copia gratis - siempre y cuando mantengas el PDF “tal y como está” y no lo publiques o compartas electrónicamente, de acuerdo a nuestros Términos y condiciones de uso. Al completar este formulario, aceptas recibir correos electrónicos de Kidpower y entiendes que puedes darte de baja en cualquier momento.
Recibirás un correo electrónico con un enlace seguro y encriptado para descargar el PDF. Por favor, considera realizar una donación para apoyar a nuestros recursos en línea gratuitos. ¿Ya eres miembro? Regístrate o Inicia sesión para descargas directas (sin tener que ingresar tu nombre y correo electrónico) y acceso a cientos de recursos gratuitos de Kidpower.
 

Derechos de autor © 2022 - presente. Todos los derechos reservados.

Fecha de Publicación: February 18, 2022   |   Última actualización: February 18, 2022

Traducción de Ana Fernanda Uribe

Kidpower Founder and Executive Irene van der Zande is a master at teaching safety through stories and practices and at inspiring others to do the same. Her child protection and personal safety expertise has been featured by USA Today, CNN, Today Moms, the LA Times, and The Wall Street Journal. Publications include: cartoon-illustrated Kidpower Safety Comics and Kidpower Teaching Books curriculum; Bullying: What Adults Need to Know and Do to Keep Kids Safe; the Relationship Safety Skills Handbook for Teens and Adults; Earliest Teachable Moment: Personal Safety for Babies, Toddlers, and Preschoolers; The Kidpower Book for Caring Adults: Personal Safety, Self-Protection, Confidence, and Advocacy for Young People, and the Amazon Best Seller Doing Right by Our Kids: Protecting Child Safety at All Levels.

Pin It on Pinterest

Share This