Español | English

Autora | Autorización para usar | Imprimir PDF

woman with braids and child hugging and smilingCuando comenzamos Kidpower en 1989, nuestro enfoque estaba en primer lugar en enseñar habilidades de seguridad a los niños. Mientras reuníamos ideas de educadores, autoridades de seguridad, profesionales de la salud mental y muchos otros expertos, todos nos repetían: “A menos que también enseñen a los padres, maestros y otros adultos importantes para los niños lo que deben hacer, serán mucho menos eficaces”.

La realidad es que el liderazgo de los adultos es esencial para mantener seguros a los niños. Por ejemplo, una de las habilidades de seguridad más importantes que practicamos con los jóvenes y los adultos, es cómo ser persistente en obtener ayuda de adultos ocupados, impacientes y molestos que no siempre escuchan bien o comprenden al principio. Cuando impartimos talleres escolares de Kidpower, les preguntamos a los estudiantes: “¿A quién acudirían en busca de ayuda si tuvieran un problema de seguridad?”

Los alentamos a dar muchas ideas y luego, a veces, nos dirigimos a su maestro y preguntamos: “¿Y USTED? Suponga que sus estudiantes tienen un problema de seguridad, ¿pueden acudir a USTED en busca de ayuda?”.

Por supuesto, cada maestro se voltea inmediatamente hacia sus estudiantes y les dice de manera sincera: “¡SÍ! PUEDEN venir a mí pase lo que pase. ¡Y los ayudaré!”

El problema es que con mucha más frecuencia los niños escuchan mensajes que pueden entrar en conflicto con la idea de obtener ayuda, como: “Resuélvelo tú mismo”. “No me molestes. Estoy demasiado ocupado”. “No molestes a nadie”. “Sé cortés”. “Eso es privado”.

Es por eso que alentamos a todos los adultos a hacer y discutir la Promesa de Protección de Kidpower con cada uno de los jóvenes en sus vidas.

Sin embargo, ¡entonces debemos estar preparados para cumplir esa promesa!

Estas son siete estrategias de Kidpower que puedes usar para brindar mayor seguridad y confianza a tus niños:

1. Pon la Seguridad Primero. Enseña a los niños que antepones la seguridad física y emocional a evitar sentimientos incómodos, antes que ganar, antes que la fortuna y la fama, antes que la gratificación instantánea. El principio básico de Kidpower es: “La seguridad y el bienestar de un niño son más importantes que la vergüenza, inconveniencia u ofensa de cualquier persona”. En principio, es fácil estar de acuerdo con este valor, pero es difícil actuar en la vida real. Necesitamos hacer un compromiso consciente de defender a nuestros hijos, incluso si alguien se molestará con nosotros, incluso si cuesta tiempo o dinero, incluso si se enojan con nosotros, e incluso si es vergonzoso. Recuerda que nuestros hijos aprenden más de lo que HACEMOS que de lo que DECIMOS. La protección infantil requiere poner la seguridad primero.

2. Mantén tu radar encendido. Mantente a cargo de lo que está sucediendo con tus hijos. Insiste en que todos los adultos cuidadores y profesionales brinden un liderazgo poderoso y respetuoso. Recuerda que las personas que representan un peligro para los niños a menudo se ven y actúan muy bien. No dejes que tus hijos estén en lugares o con personas donde tú no eres bienvenido. Entra inesperadamente. Presta atención a tu intuición. Si te sientes incómodo o tu instinto te dice que algo puede estar mal, insiste en obtener respuestas. Observa y cuestiónate si alguien parece estar eligiendo a tu hijo para recibir regalos especiales, favores o tiempo a solas cuando no hay otras personas cerca.

3. ESCUCHA a tus hijos y enséñales a no guardar secretos. El abuso y el bullying prosperan en secreto. Diles a los niños que los problemas, cualquier tipo de contacto, los regalos que alguien les da, los favores, las amistades y las actividades NO deben ser un secreto. Pregunta ocasionalmente de manera interesada y tranquila: “¿Hay algo que te hayas estado preguntando o algo que te preocupe que no me hayas dicho?” Mantente tranquilo e interesado cuando los niños te hablen sobre los problemas para que se sientan seguros al acudir a ti. Recuerda que es más probable que los niños se acerquen a ti cuando tienen problemas grandes si haces que se sientan cómodos de acudir a ti con problemas pequeños. Sin importar lo ocupado que estés o lo trivial que parezca el problema, di: “Gracias por contarme”.

4. ASEGÚRATE de que los niños sepan que te importan. No asumas que un niño sabe o recuerda. Continúa diciéndoles y mostrándoles lo importantes que son para ti. No esperes que tu hijo o tú sean perfectos. Respeta el derecho de cada niño a ser diferente. Cuando necesites establecer límites o guiarlo, hazlo de manera firme y respetuosa, en lugar de avergonzar al niño. Si cometes un error y dices o haces algo hiriente, discúlpate. Presta atención cada vez que un niño expresa preocupación por estar con alguien o ir a algún lugar. Por lo general al escuchar con compasión puedes ayudar al niño a encontrar buenas soluciones o, de vez en cuando, puede que aprendas sobre un problema potencial en el que necesites abogar por tu hijo.

5. No dejes que los niños arrojen piedras. Detén a un niño cuando es cruel con otro con la misma determinación con la que detuvieras a un niño que está arrojando piedras por la ventana. Modela ser firme, amable y persistente cuando intervienes. Como adulto, asume la responsabilidad de crear una cultura de cuidado, respeto y seguridad en tu familia, escuela, clase, equipo, lugar de culto, vecindario o grupo social. Tan pronto como los niños puedan entender, comenta y refuerza este Mensaje de Seguridad de Kidpower: “Tienes el DERECHO a ser tratado con seguridad y respeto y la RESPONSABILIDAD de actuar de manera segura y respetuosa con los demás”.

6. Evalúa a cada niño y haz planes de seguridad. Recuerda que la seguridad es una conversación continua, no una lección de una sola vez, y que los niños necesitan tiempo y práctica para desarrollar la capacidad emocional, mental y física para tomar decisiones seguras y sensatas en situaciones de la vida real. Evalúa de manera realista las capacidades y vulnerabilidades de tu hijo. Haz una lista de todos los lugares a los que va tu hijo, qué tipo de problemas podría tener, cómo podría evitar el problema y obtener ayuda si fuera necesario. Antes de dejar a tu hijo ir a cualquier lugar sin la protección de un adulto, asegúrate de que esté preparado con suficientes conocimientos, habilidades y experiencia.

7. Prepara a los niños para que se hagan cargo de su seguridad mediante la práctica de habilidades. Una acción rápida puede detener la mayoría de los abusos, bullying y otras formas de violencia emocional o física: usar su atención, preguntar y pensar primero, alejarse de los problemas, actuar con respeto y confianza, mantenerse a cargo de lo que dicen y hacen independientemente de cómo se sientan por dentro, establecer límites, ordenarle a alguien que se detenga, alejarse tan pronto como puedan, resistir ante la coerción emocional y ser persistentes en contar el problema hasta obtener ayuda. A partir de los 6 años, también recomendamos enseñar a los niños habilidades de defensa personal física para situaciones de emergencia en las que estén en peligro y no puedan irse ni buscar ayuda. Es más probable que los niños puedan tomar acciones como éstas cuando lo necesiten, si comprenden sus reglas de seguridad y tienen la oportunidad de practicar el uso de estas habilidades de una manera divertida y apropiada para su edad.

¿No estás seguro de CÓMO enseñar estas habilidades? Nuestra serie de Comics de Seguridad para niños pequeños, niños más grandes y adolescentes / adultos proporciona herramientas entretenidas y útiles para presentar y practicar las reglas y habilidades de “Seguridad de personas”. Nuestra Serie de Videos de 7 Estrategias de Kidpower para Mantener a tus Niños Seguros incluye entrevistas sobre cada una de las estrategias anteriores. Desde 1989, Kidpower Teenpower Fullpower Internacional ha protegido a millones de niños, adolescentes y adultos, incluidos aquellos con necesidades especiales, del acoso, la violencia y el abuso mediante el empoderamiento de las personas con conocimientos y habilidades. Para obtener información sobre capacitaciones presenciales, nuestra extensa biblioteca en línea gratuita, consultoría y libros envía un correo electrónico a safety@kidpower.org.

Le invitamos a descargar este artículo destacados para uso personal , y una copia de impresión (1) copia de forma gratuita - siempre y cuando mantenga el PDF " tal cual" y no publique o comparta electrónicamente, por nuestro El permiso para utilizar Requirments. Al completar un formulario de solicitud de descara, acepta recibir correos electrónicos de Kidpower y comprende que puede darse de baja en cualquier momento. Por favor done para apoyar nuestros recursos gratuitos en línea.
Recibirá un correo electrónico con un enlace seguro y encriptado paa descargar el PDF. ¿Es usted miembro? Firmar o iniciar sesión por descargas directas y el libre acceso a 100s más recursos Kidpower.
 

Derechos de autor © 2021 - presente. Todos los derechos reservados.

Fecha de Publicación: April 9, 2021   |   Última actualización: April 9, 2021


Traducción de Ana Fernanda Uribe

Kidpower Founder and Executive Irene van der Zande is a master at teaching safety through stories and practices and at inspiring others to do the same. Her child protection and personal safety expertise has been featured by USA Today, CNN, Today Moms, the LA Times, and The Wall Street Journal. Publications include: cartoon-illustrated Kidpower Safety Comics and Kidpower Teaching Books curriculum; Bullying: What Adults Need to Know and Do to Keep Kids Safe; the Relationship Safety Skills Handbook for Teens and Adults; Earliest Teachable Moment: Personal Safety for Babies, Toddlers, and Preschoolers; The Kidpower Book for Caring Adults: Personal Safety, Self-Protection, Confidence, and Advocacy for Young People, and the Amazon Best Seller Doing Right by Our Kids: Protecting Child Safety at All Levels.

Pin It on Pinterest

Share This