Español | English

Autora | Autorización para usar | Imprimir PDF

Child wearing skeleton shirt holding jack-o-lantern in front of their face.Para las familias que se divierten en Halloween este es un día lleno de diversión y aventura. A la mayoría de los niños les encanta disfrazarse pretendiendo que son alguien o algo diferente, ir a lugares festivos y decorados e ir a pedir dulces con sus adultos.

Halloween no es como cualquier otro día, y justamente todo lo que hace tan emocionante y especial este evento es lo que puede ocasionar problemas de seguridad. Con un poco de planeación anticipada se puede hacer una gran diferencia para que todos la pasen muy bien.

A continuación, nueve consejos para disfrutar Halloween con seguridad – ¡Al estilo Kidpower!

1. Planifica teniendo en cuenta la situación específica de tu familia y de tu comunidad con respecto al COVID

Los siguientes consejos son consejos para TODOS los años en Halloween – y para tener más diversión y menos problemas ESTE año, asegúrate de tener en cuenta tus propios límites y los de tu comunidad para la seguridad con respecto al COVID.

Date tiempo y espacio para tener claros tus propias prioridades y límites en lo que respecta al distanciamiento físico, las reuniones en espacios interiores y al aire libre, las actividades de truco o trato y las máscaras, que son diferentes para la seguridad con respecto al COVID para los disfraces. Luego, planifica las actividades, los disfraces y las reuniones de este año de acuerdo con tus prioridades. Habla de antemano con tus amigos para que se pongan de acuerdo sobre los límites de cada uno, en lugar de solo esperar o suponer que todos tienen los mismos límites.

Además, tómate el tiempo necesario para conocer los límites de seguridad con respecto al COVID para las reuniones en tu escuela, empresa y club. Esto te ayudará a planificar los disfraces, los horarios, los bocadillos y las expectativas para que puedas reducir la posibilidad de conflictos y desacuerdos, y divertirte mucho más.

2. Enfócate en las necesidades de tu hijo

El propósito de Halloween es divertirse, no pasarla mal. Con frecuencia esto significa hacer las cosas de manera sencilla y separar los festejos de los niños y los de adultos. Por ejemplo, Halloween a menudo es una oportunidad para que amigos y familias se reúnan y disfruten juntos, pero cuando los adultos están a cargo de mantener a los niños seguros, este no es el mejor momento de servir alcohol o meterse en conversaciones complicadas.

Asegúrate de que las actividades sean las adecuadas para los niños, sin presionarlos para que sean diferentes. A veces los adultos y otros niños creen que es gracioso actuar de forma extraña y espeluznante. Está bien bromear y fingir estar asustado, pero recuerda a todos que estar realmente asustado NO es divertido y que burlarse de alguien por estar nervioso o asustado va en contra de las reglas. En un grupo mixto, las necesidades de la persona más vulnerable deben ser respetadas antes que los deseos de cualquier otra persona.

Recuerda que los niños son diferentes y que a menudo menos es más. Algunos niños prefieren quedarse en casa a dar dulces que salir. Es preferible disfrutar hacer pocas cosas que intentar hacer demasiado y terminar con un niño muy cansado y molesto.

Sé claro en tus prioridades: ¡primero la seguridad, después la comodidad y después la diversión!

3. Pon atención a la seguridad con los disfraces

Muchos disfraces, aunque muy hermosos y emocionantes, pueden resultar muy incómodos a los pocos minutos. Puede ser fácil tropezarse con ellos o causar dificultad para ver bien. Los zapatos raros, corbatas, cuerdas, listones, capas, alas, guantes y telas distintas pueden afectar el movimiento. También debes tener cuidado con las partes del disfraz de otras personas que sobresalen o que giran cuando se dan la vuelta.

Añade al desafío del disfraz el ir a lugares desconocidos con escalones empinados, niños con nivel de habilidad más alto pasando corriendo, multitudes y existe la posibilidad de muchas caídas. A menos que estén en un ambiente controlado por un tiempo muy corto, las máscaras y los zapatos de tacón son una mala idea para la mayoría de los niños pequeños. Un disfraz sencillo puede hacer la diferencia entre diversión y aventura y desastre e incomodidad.

Puede resultarte divertido disfrazarte y ver a otros adultos disfrazados. Recuerda que los niños pequeños especialmente necesitan estabilidad y verte disfrazado puede resultarles extraño y posiblemente perturbador. ¡Asegúrate de que tu disfraz, si decides utilizar uno, también te permita moverte con facilidad! Acepta quitarte el disfraz en caso de que asuste a los niños. Algunos disfraces son realmente terroríficos y no deben utilizarse cerca de niños pequeños.

Otro peligro de vestuario involucra al fuego de las lámparas de calabaza, velas, pasillos iluminados con llamas, calentadores y estufas. Los disfraces tienen muchas piezas colgantes. Los niños deben mantenerse al tanto de sus cuerpos y sus “apéndices”, incluidos sus bolsos. Aunque normalmente tengan cuidado con la estufa o el calentador, no están acostumbrados a ajustar su distancia y probablemente necesitarán que se lo recuerdes.

4. Cuidado con los autos

Los conductores con frecuencia se distraen en el momento en el que es más probable que los niños se comporten de manera impredecible. Los niños van concentrados en su bolsa de dulces, en seguir a su grupo y en conseguir más dulces. Si traen máscaras pierden la visión periférica. Las cosas se ven diferentes porque está oscuro y hasta los niños mayores pueden actuar impulsivamente y cruzar la calle sin ver por saludar a un amigo.

Una buena estrategia es salir en grupo con otros adultos y niños mayores responsables para que puedan trabajar juntos en mantener a todos a salvo. Designa a un adulto que vaya al frente como el “líder” y nadie debe de pasar delante de él. Otro adulto es el “cabús” y va al final de la fila. Este se asegura de ver a todo el grupo y de que nadie se quede atrás.

Este es un momento para establecer límites claros y constantes, tales como: “No vamos a cruzar esa calle sin consultar como grupo y acordar que estamos listos. Si nos separamos, quédense allí”.

Las linternas y varillas luminosas tanto para los niños como para los adultos pueden facilitar a que las personas se vean y aumentar la visibilidad para los conductores. Ten mucho cuidado al conducir. Si vas de pasajero, ayuda al conductor a mantenerse concentrado en el camino sin distraerse.

5. Mantén a los perros y gatos adentro y FUERA de la acción

Para seguridad de todos, gatos y perros deben mantenerse fuera de las actividades durante Halloween. Hasta los animales más tranquilos y amistosos se pueden irritar por que las personas se ven y actúan diferente. Pueden morder o rasguñar, o asustarse y ser atropellados.

Incluso en casa con sus propias familias, los perros y gatos no se encuentran en su entorno normal. Es injusto esperar que actúen como si nada cuando nada es igual. Ellos sienten todas las diferencias y pueden alarmarse o volverse agresivos: nuevos olores, mucha energía y mucha comida a su alcance, en bolsos y cerca de las caras de los niños. Un perro que busca comida junto a una cara puede ser realmente aterrador, aun si el perro sólo está tratando de llegar a la comida y no a la persona.

Cuando visites otras casas, recuerda que algunas personas llevan a sus perros a la puerta de entrada. El hecho de que los dueños tengan una confianza total (y quizás justificada) en el buen comportamiento de su perro no significa que no sea aterrador para un niño pequeño de repente encontrarse cara a cara frente a un perro desconocido. Los niños asustados pueden retroceder repentinamente en una escalinata llena de niños unos pasos por encima del nivel del suelo, lo que puede llevar rápidamente a una situación inestable.

Es más seguro mantener a los niños alejados de los perros durante Halloween, sin importar lo que diga el dueño e incluso si el perro parece seguro en ese momento.

6. Toma precauciones extras para evitar que los niños se pierdan

Halloween es ruidoso, con frecuencia oscuro y si a un niño le preocupa estar perdido, los disfraces que antes se veían graciosos pueden pasar a dar miedo. Mantente al tanto de todos los niños que están bajo tu cuidado durante todo el tiempo que estén fuera.

Recuerda que lo que tú ves es diferente de lo que tu niño ve. Incluso si tu hijo es fácilmente visible para ti, presta atención a esa mirada de ansiedad cuando tu hijo no está muy seguro de dónde estás. Las barreras como los disfraces y otras personas pueden bloquear el campo de visión normal de un niño hacia tu cara. Incluso en un vecindario muy familiar, puede estar oscuro y las casas decoradas se ven diferentes.

Actúa anticipadamente usando tu voz como un faro de seguridad, listo para gritar el nombre de tu hijo en voz alta, alegre y casual: “¡Jesse! ¡Jesse! Estoy aquí. ¡HOLA!” No des instrucciones de “izquierda y derecha” pero sigue hablando en un tono de conversación alto.

Antes de salir hagan un “plan de seguridad de Halloween” en caso de que tu hijo se pierda. Ajusta el plan de acuerdo a la edad y capacidad del niño y el lugar en donde estarán. Por ejemplo, un plan puede ser: “Busca a un adulto con niños de tu edad, una linterna y ropa normal. Pídele al adulto que me llame a mi teléfono celular si puedes. Si eso no funciona, espérame afuera de la casa iluminada y decorada más cercana”.

Algunos padres suelen escribir su número telefónico con marcador en el brazo de los niños pequeños. Si un plan requiere el uso de teléfono celular, es necesario prever un plan de respaldo.

7. Repasa las reglas de seguridad con los extraños

En Halloween, se alienta a los niños a hablar con desconocidos y hasta tomar dulces de ellos. Esto está bien porque sus padres o adultos a cargo los acompañarán. Incluso si los adultos a los que visitan son personas que conoces, no asumas que no son extraños para tu hijo. ¡Algunos de ellos probablemente se verán muy extraños!

Dales a los niños pautas claras y reglas específicas sobre lo que harán. Por ejemplo: “Vamos a hablar con muchos extraños y personas que no conocemos bien. Esto está bien, porque ¡yo que estarás hablando con extraños! Nuestra regla no es que no debes hablar con extraños para nada, sino que tus adultos sepan cuando hablas con extraños y que no des información personal. Ahora, mientras estoy contigo, puedes hablar con los extraños que abran la puerta. No estamos yendo de visita a las casas de las personas, así que no entraremos”.

8. Evita las crisis emocionales en Halloween

Recuerda que Halloween es a menudo muy emocionante y abrumador incluso antes de la hora del “dulce o truco”. Es posible que la mayoría de los niños, especialmente si están en la escuela, ya hayan tenido un desfile y una fiesta durante el día. Toma decisiones sobre la cantidad de actividades en las que eliges participar.

Para la mayoría de los niños las rutinas son importantes para sentirse felices y seguros con sus cuerpos. Para prevenir crisis emocionales, sal temprano y dales a los niños tiempo de relajarse antes de la hora de dormir. Por ejemplo, si los niños por lo general se van a la cama a las 8pm, si quieres déjales quedarse despiertos hasta un poco más tarde pero intenta que vayan a la cama alrededor de las 8:30. Mantén los hábitos normales como darse un baño y leerles un cuento antes de dormir.

9. Haz un plan para los dulces

Para evitar decepciones y dolores estomacales, haz un plan antes de ir a pedir dulces sobre lo que harán con ellos. Enséñales que lo divertido es salir, disfrazarse y recolectar las golosinas, pero que esto no significa que se las tengan que comer todas ese mismo día.

La mayoría de los dulces, especialmente si no son hechos en casa, tienen muchos químicos, grasas y azúcares. Lee las etiquetas cuidadosamente. Si tu niño es alérgico a algún ingrediente comúnmente encontrado en dulces, como leche o soya, compra algunas de sus golosinas favoritas cuando hayan acabado de recolectar dulces.

Haz un plan que fomente buenas decisiones. Por ejemplo: “Puedes escoger una golosina hoy a la noche y guardaremos el resto para otro momento. ¿Qué golosina quisieras? Bárbara, la vecina, hace tus pastelitos de chocolate favoritos. ¿Estás de acuerdo que esa sea tu golosina de hoy?”.

Si tu familia recolecta demasiados dulces, analiza otras formas de usarlos en lugar de comérselos todos. Los niños pueden donar algunos a un refugio local, intercambiar contigo cada dulce por una moneda de 25 centavos para que puedas tener un tazón de dulces para tus clientes en el trabajo, o convertirlos en un proyecto de arte.

Las autoridades señalan que la mayoría (o todas) las historias sobre extraños que envenenaron o pusieron hojas de afeitar en los dulces de Halloween resultaron ser falsas. Aún así, usa el sentido común. Desecha cualquier golosina que por cualquier motivo te parezca sospechosa.
_____

¿Te ayudaron estos dulces y trucos a prepararte para Halloween? ¡Comparte este artículo con tus amigos, familiares y personal escolar!

La biblioteca de recursos de Kidpower está llena de artículos y videos para padres, maestros y otros adultos que se preocupan por protegerse a sí mismos y a sus seres queridos del bullying, el abuso, el secuestro y otros tipos de violencia, y a su vez ayuda a empoderar a las personas de todas las edades y capacidades con habilidades de seguridad y confianza que pueden durar toda la vida.

Para más habilidades y estrategias, visita nuestras páginas de recursos de Seguridad con desconocidos (en inglés) y Prevención de Bullying (en inglés), ¡e infórmate acerca de cómo cómo organizar o participar en uno de nuestros populares Talleres de Kidpower en línea!

(¿Ya eres miembro? Regístrate o inicia sesión para obtener descargas directas y acceso gratuito a cientos de recursos de Kidpower).

Te invitamos a descargar este artículo destacado para tu uso personal, e imprimir una (1) copia gratis - siempre y cuando mantengas el PDF “tal y como está” y no lo publiques o compartas electrónicamente, de acuerdo a nuestros Términos y condiciones de uso. Al completar este formulario, aceptas recibir correos electrónicos de Kidpower y entiendes que puedes darte de baja en cualquier momento.
Recibirás un correo electrónico con un enlace seguro y encriptado para descargar el PDF. Por favor, considera realizar una donación para apoyar a nuestros recursos en línea gratuitos. ¿Ya eres miembro? Regístrate o Inicia sesión para descargas directas (sin tener que ingresar tu nombre y correo electrónico) y acceso a cientos de recursos gratuitos de Kidpower.
 

Derechos de autor © 2012 - presente. Todos los derechos reservados.

Fecha de Publicación: March 22, 2012   |   Última actualización: October 22, 2021


Traducción de Ana Fernanda Uribe y María Gisella Gámez

Kidpower Founder and Executive Irene van der Zande is a master at teaching safety through stories and practices and at inspiring others to do the same. Her child protection and personal safety expertise has been featured by USA Today, CNN, Today Moms, the LA Times, and The Wall Street Journal. Publications include: cartoon-illustrated Kidpower Safety Comics and Kidpower Teaching Books curriculum; Bullying: What Adults Need to Know and Do to Keep Kids Safe; the Relationship Safety Skills Handbook for Teens and Adults; Earliest Teachable Moment: Personal Safety for Babies, Toddlers, and Preschoolers; The Kidpower Book for Caring Adults: Personal Safety, Self-Protection, Confidence, and Advocacy for Young People, and the Amazon Best Seller Doing Right by Our Kids: Protecting Child Safety at All Levels.

Pin It on Pinterest

Share This