Español | English

Autora | Autorización para usar | Imprimir PDF

upset woman with arms crossed talking to man NOTA: Saber cómo reconocer los ataques emocionales, manejar nuestros desencadenantes emocionales personales y proteger nuestros sentimientos son poderosas habilidades de seguridad personal. Este artículo proviene del manual Fullpower Relationship Safety Handbook for Teens and Adults (disponible sólo en inglés) y del libro Kidpower Skills for Child Protection Advocates Workbook (disponible sólo en inglés).

Las siguientes técnicas de Kidpower Teenpower Fullpower International han preparado a cientos de miles de adolescentes y adultos alrededor del mundo para hacerse cargo de su seguridad emocional y física cuando otros actúan de manera cruel, hiriente e insegura.

¿Qué son los desencadenantes?

Los desencadenantes son pensamientos, palabras, gestos o acciones que provocan que alguien explote de sentimientos. Cuando nuestras mentes y cuerpos están desbordando sentimientos, es difícil pensar con claridad y tomar decisiones sabias.

Los desencadenantes pueden ser positivos, como por ejemplo estar tan feliz de ver a un niño pequeño que no te das cuenta ni respetas los límites del niño, o querer complacer tanto a alguien que te importa que no puedes establecer límites apropiados para ti mismo con esa persona, o haces algo que va contra tus valores por complacerla.

Los desencadenantes negativos conducen a estas reacciones comunes:

  • Sentirse herido – ¡OUCH! – estremecerse y entristecerse.
  • Enojarse- ¡EY! – mirar intensamente y enfadarse.
  • Ponerse en piloto automático – ¡Tengo que hacer algo AHORA MISMO! – brazos y piernas van rápidamente a ninguna parte.
  • Desconectarse – ¡Como sea! – encogerse de hombros.
  • Cerrarse – ¡Grito ahogado! – paralizarse.

¿Qué son los ataques emocionales?

La mayoría de nosotros hemos provocado a otros, a menudo a nuestros más cercanos y queridos, con nuestro comportamiento. Y la mayoría de nosotros hemos sido provocados por otros y hemos sentido esos desencadenantes.

A menudo, las personas se provocan entre sí accidentalmente porque no son conscientes de qué tipo de cosas pueden molestar a otros. A veces, las personas usan ataques emocionales porque están molestas y no tienen herramientas de comunicación más seguras. Y algunas personas intentarán deliberadamente provocarte y usarán tus desencadenantes para que reduzcas tus límites.

A continuación te presentamos tres tipos de ataques emocionales comunes:

  • “¡No vales nada!” – Estos ataques consisten de palabras o comportamientos groseros que te insultan a ti, a tus valores o a las personas importantes para ti. Incluyen ataques a tu carácter; comentarios sexistas; prejuicio contra la raza, orientación o identidad sexual, clase, ingresos, estado civil, etc. de alguien; y lenguaje obsceno.
  • “¡Estás indefenso!” – Estos ataques son amenazas físicas, financieras y de relaciones contra tu bienestar y el de cualquier persona importante para ti.
  • “¡Ocúpate de mí!” – Estos ataques provienen de la coerción emocional deliberada para hacer que te sientas presionado a sentir lástima o responsabilidad por alguien y cuidar de sus necesidades a costa de las tuyas. Sentir presión emocional interna para ayudar y tomar una decisión sobre lo que haces es diferente a sentir la coerción emocional deliberada de alguien para que vayas en contra de tus deseos, valores o bienestar.

8 técnicas de seguridad emocional de Kidpower para todas las edades

Estas técnicas de Kidpower pueden ser muy útiles para manejar nuestros desencadenantes emocionales que pueden interponerse en una comunicación sana y respetuosa en todas tus relaciones. Han funcionado para personas desde los dos años hasta los 102 años de muchas culturas diferentes, alrededor del mundo.

1) Centrarse o ‘Poder de calmarse’. Junta las palmas de tus manos y presiona. Toma un respiro. Endereza la espalda. Siente dónde están tus pies. Enfócate en algo que té de paz.

2) Basurero personal. Toma una mano y ponla en tu cadera. El agujero que tu brazo forma es tu basurero de Kidpower. Usa tu otra mano para atrapar las palabras hirientes antes de que lleguen a tu corazón o a tu cabeza, donde pueden permanecer atascadas durante mucho tiempo. A continuación, tira las palabras hirientes en tu basurero. Finalmente, pon tu mano en tu corazón y di algo agradable para ti. Puedes hacer esto en tu imaginación o con un basurero real. Puedes hacer esto con palabras hirientes que otros digan o que te digas a ti mismo.

3) La malla/el mosquitero. Entrecruza los dedos. Imagina que forman una pantalla para protegerte de comportamientos groseros o amenazantes mientras dejan entrar información útil, como una malla en una ventana que evita la entrada de insectos y deja entrar aire fresco. Una versión más sofisticada de esta idea es la membrana semipermeable que protege cada célula de tu cuerpo al impedir la entrada de toxinas, expulsar los desechos y absorber los nutrientes. Imagina tener esta Membrana Semipermeable alrededor de todo tu ser.

4) Quítales el poder a los desencadenantes emocionales. Escríbelos. Dilos en voz alta una y otra vez, alternándolos con tu comida, actividad o lugar de vacaciones favorito. Por ejemplo: “Raro – ¡Hawái!” “Perra – ¡Pizza!”

5) El impermeable emocional. Si alguien está explotando y no puedes simplemente irte, imagina que estás en una tormenta real, usando un impermeable cálido y a prueba de agua. Puedes permanecer en silencio o hacer afirmaciones que no intensifiquen la situación, como: “Lamento que te sientas así. Me importas mucho. Opinamos diferente. Podemos estar de acuerdo en que estamos en desacuerdo. Tú eres importante para mi. Te quiero”.

6) Técnica de ‘Eso no es cierto’. A veces la gente dice algo sobre ti que es cierto y lo mezcla con algo que no lo es. Por ejemplo, alguien podría decir: “Eres mala persona porque eres diferente”. Incluso si es cierto que eres diferente a los demás, esto no significa que seas mala persona. Haz una valla poniendo tus manos frente a tu corazón un poco alejadas de tu cuerpo, con las palmas hacia afuera. Practica haciendo que alguien combine declaraciones falsas y verdaderas. Usa tu valla para bloquear las palabras hirientes. Di en voz alta: “¡Eso no es cierto!”

7) Ajusta tu distancia emocional. Para tratar con personas importantes que van de ser geniales a ser groseras, puedes ajustar tu distancia emocional. Esta es una herramienta útil para disfrutar de lo bueno de la relación mientras te proteges de lo hiriente. Puedes estar cerca cuando el comportamiento de alguien es seguro y respetuoso e imaginarte a ti mismo alejándote cuando el comportamiento se vuelve grosero o molesto. Practica esto haciéndolo físicamente. Comienza cerca de un compañero que al principio es amigable y luego se vuelve grosero. Retrocede a medida que el comportamiento se vuelve más grosero y luego aléjate completamente una vez que se vuelve inaceptable.

8) Márchate con amor. Si alguien comienza a enfadarse o ha estado bebiendo y es probable que se vuelva emocional y/o físicamente abusivo, una opción es desconectarse del conflicto y marcharse con amor, diciendo: “Me importas. Eres importante para mi. Nunca haría las cosas horribles que estás diciendo. Hablaremos más tarde, después de que ambos hayamos tenido la oportunidad de calmarnos”. En una situación insegura, podrías mentir y decir lo que la persona quiera mientras te vas a un lugar más seguro. “Marcharse con amor” en el lugar de trabajo podría significar cambiar de trabajo de manera positiva.

Una vez que estés emocionalmente centrado en lugar de sintiéndote provocado por tus desencadenantes, puedes hacer una evaluación realista de tus opciones y tomar las mejores decisiones posibles para ti y para quienes te importan

Kidpower Teenpower Fullpower International brinda entrenamiento, consultas y recursos educativos a organizaciones, corporaciones, instituciones educativas, refugios para víctimas de violencia doméstica y otros programas en comunicación positiva, desarrollo de liderazgo y seguridad personal para todas las edades y habilidades.

Para obtener más información sobre los recursos de Kidpower para enseñar estos conceptos y habilidades de Seguridad con las Personas, visita nuestra Biblioteca en línea (membresía comunitaria gratuita) y nuestra Librería RelationSafe™.

Te invitamos a descargar este artículo destacado para tu uso personal, e imprimir una (1) copia gratis - siempre y cuando mantengas el PDF “tal y como está” y no lo publiques o compartas electrónicamente, de acuerdo a nuestros Términos y condiciones de uso. Al completar este formulario, aceptas recibir correos electrónicos de Kidpower y entiendes que puedes darte de baja en cualquier momento.
Recibirás un correo electrónico con un enlace seguro y encriptado para descargar el PDF. Por favor, considera realizar una donación para apoyar a nuestros recursos en línea gratuitos. ¿Ya eres miembro? Regístrate o Inicia sesión para descargas directas (sin tener que ingresar tu nombre y correo electrónico) y acceso a cientos de recursos gratuitos de Kidpower.

 

Derechos de autor © 2022 - presente. Todos los derechos reservados.

Fecha de Publicación: July 22, 2022   |   Última actualización: July 22, 2022

Traducción de Ana Fernanda Uribe

Kidpower Founder and Executive Irene van der Zande is a master at teaching safety through stories and practices and at inspiring others to do the same. Her child protection and personal safety expertise has been featured by USA Today, CNN, Today Moms, the LA Times, and The Wall Street Journal. Publications include: cartoon-illustrated Kidpower Safety Comics and Kidpower Teaching Books curriculum; Bullying: What Adults Need to Know and Do to Keep Kids Safe; the Relationship Safety Skills Handbook for Teens and Adults; Earliest Teachable Moment: Personal Safety for Babies, Toddlers, and Preschoolers; The Kidpower Book for Caring Adults: Personal Safety, Self-Protection, Confidence, and Advocacy for Young People, and the Amazon Best Seller Doing Right by Our Kids: Protecting Child Safety at All Levels.

Pin It on Pinterest

Share This