Español | English

Autora | Autorización para usar | Imprimir PDF

Establecer límites funciona mejor cuando estás preparado para establecerlos de manera clara, concisa y respetuosa. A la mayoría de las personas, no les gusta que les digan qué hacer o que alguien no esté contento con algo que hacen o dejan de hacer. En lugar de molestarte cuando alguien reacciona de forma negativa a un límite, puedes estar preparado para persistir con una respuesta positiva. A continuación presentamos cinco pasos que pueden ayudarte a ti y a otros a practicar cómo establecer límites de manera efectiva para divertirse más y tener menos problemas con la gente.

Paso 1: Elige una situación que quieras practicar.
Paso 2: Escribe qué decir sin palabras con carga negativa ni explicaciones extensas.
Paso 3: Prepárate para reacciones negativas: ¿cuáles son las reacciones que te resultan difíciles de manejar?
Paso 4. Respuestas positivas – Elige la que pueda funcionar mejor según la reacción negativa.
Paso 5. Practica en voz alta qué decir y qué hacer de manera convincente y respetuosa.

Paso 1. Elige una situación que quieras practicar.

Por ejemplo, tratar con alguien que se comporta grosero, desconsiderado o irresponsable.

1. ¿Qué tipo de sentimiento te genera esta situación? Evita decir: “Me haces sentir…”. En lugar de eso, di: “Me siento…” o “Me preocupa que…”. No ataques el carácter o las intenciones de alguien.
2. ¿Cuál es el comportamiento puntual que deseas que el otro cambie? Evita palabras con carga negativa como “idiota”.
3. ¿Qué resultado concreto quieres lograr? Trata de decir lo que SÍ quieres en lugar de decir lo que NO quieres. “Habla con una voz tranquila” funciona mejor que un “No me grites”. Sé específico. Funciona mejor decir: “Por favor, deja lo que estás haciendo para saludarme cuando llego” en lugar de “Tienes que ser más amable conmigo”.
4. ¿Qué valoras o conoces de esta persona? Que es genuino y generoso.
5. Utiliza “Y” en lugar de “Pero”. La palabra “pero” a menudo anula lo que antecede.

Paso 2. Escribe qué decir sin palabras con carga negativa ni explicaciones extensas

  • Entiendo lo ocupado que estás. Y me siento frustrado cuando sigues enviando mensajes de texto mientras hablamos. Apreciaría mucho que dejaras de enviar mensajes de texto y dejes tu celular cuando hablamos.
  • Aprecio tu sentido del humor. Y una de las reglas aquí es que no hacemos bromas sobre la apariencia de las personas. ¿Podrías hacer bromas sobre otras cosas?
  • Sé que tienes buenas intenciones y que te interesa lo que ves. Y me parece que las personas se sienten incómodas cuando las miras. Por favor, trata de echar un vistazo rápido y luego mira hacia otra parte.

1. Comienza creando un puente, es decir, una conexión afectiva con una oración: Aprecio todo lo que haces. O: Sé que te preocupas mucho. O: Respeto mucho tu trabajo. ¡Tú eres MUY importante para mí! O: Debe ser frustrante que las cosas sean tan diferentes a lo que esperabas. O: Entiendo que quieras terminar lo que estabas haciendo.
2. A partir de “y”, continúa con una expresión con YO o ME para hablar de la situación, las reglas o sus sentimientos.
… “Y me siento …. frustrado, incómodo, triste, disgustado, preocupado, molesto. O: Y las reglas en esta casa son…”. O: Y me parece que…”. O: Y me preocupa que…”.
3. Luego haz una declaración objetiva y específica del comportamiento problemático: ... cuando tú______ (haces o no haces algo). O indica la regla que se está rompiendo, como… todos compartimos las tareas del hogar.
4. Por último, de una manera clara y respetuosa, indica cuál es el comportamiento específico que desea… Te agradecería mucho si pudieras… O: ¿Podrías…?

Paso 3. Prepárate para reacciones negativas: ¿cuáles son las reacciones que te resultan difíciles de manejar?

1. Niega: “Nunca dije eso… Eso nunca pasó. … Me malinterpretaste”.
2. Minimiza: “Estás exagerando… Eres demasiado sensible… Estás haciendo un gran problema por nada… ¿No puedes aceptar una broma?”.
3. Contraataca, usando la coerción emocional, la culpa o el reproche: “¿Cómo puedes decirme eso?… ¿No te preocupas por mí?… Sólo piensas en ti mismo… Me haces enojar tanto que me voy a enfermar… Estás celoso… Estás loco… Estás a la defensiva”.
4. Niega tu derecho a establecer un límite: “Yo soy así. Tómalo o déjalo”. “Yo hago lo que quiera. No puedes detenerme. Soy tu jefe y DEBES hacer lo que yo diga. … ¡SOLO CALLATE!”.
5. Se disculpa de un modo falso y agrega “Deja de molestarme”. “Tienes razón. Lo siento. Listo”. (Pero sin cambiar el comportamiento).
6. Se muestra destrozado para dar lástima y atraer tu atención: “Fui tan malo al decir que… Estoy seguro de que ya no quieres nada más conmigo… Estoy demasiado confundido para estar con alguien… Me odio por haber hecho eso… No puedo lidiar con esto…

Paso 4. Respuestas positivas – Elige la que pueda funcionar mejor según la reacción negativa.

1. Reconocer los sentimientos del otro. “Suenas molesto”. “Aprecio tu preocupación”.
2. Expresar afecto. “Eres importante para mí a pesar de que no me gusta lo que hiciste”. “Siento que esto te haya molestado.
3. Reafirmar los límites: “Esto es importante para mí porque… Me siento… cuando tú… Por favor, podrías…”. “Ahora que ya me dijiste cómo te sientes, no quiero que esto se vuelva a repetir”.
4. Encontrar puntos en común. “Veamos si podemos encontrar una solución que nos satisfaga a ambos… Tal vez no nos supimos entender…”. “ Me gustaría hablar cuando te sientas preparado para escuchar”. “Recuerdo esto de manera diferente”.
5. Establecer una consecuencia realista y acorde a la situación. “No vuelvas a hacerlo o me iré / o tendrás que irte… No lo hagas de nuevo o te denunciaré… Debes modificar este comportamiento o nuestra relación ya no será la misma”.
6. Hacer una pausa y retomar más tarde. “Tomémonos un tiempo para calmarnos y poder pensar con más claridad… Hagamos una pausa y tratemos de hablar cuando no estemos tan cansados”.
7. Solicitar aclaraciones. “Estoy confundido. ¿Cuál fue tu intención al hacer ese comentario?
8. Dejar que la otra persona tenga la última palabra. Solo retírate. Puedes permanecer callado o decir de una manera muy respetuosa, “¡Gracias por decirme!”.
9. Retirarse con cuidado. Si alguien está muy molesto, puedes retirarte, luego de decir: “Eres importante para mí. Tú me importas mucho. Hablaremos más tarde cuando estemos más calmados”.
10. Retirarte en silencio y buscar ayuda. Si alguien actúa de un modo amenazante, violento o si tu seguridad personal está en riesgo, retirarte es casi siempre lo más seguro. Las amenazas no pueden pasarse por alto y son peligrosas.
11. Dejar todo por escrito. Las cosas escritas captan la atención de las personas y pueden servir de prueba, en caso de ser necesario.
12. Como último recurso, aprende cuándo y cómo usar técnicas de defensa personal. Si estás en peligro y no puedes escapar de manera segura, recuerda que tienes la opción de defenderte físicamente. Tan pronto como puedas, aléjate y busca ayuda.

Paso 5. Practica en voz alta qué decir y qué hacer de manera convincente y respetuosa.

  • Practica en voz alta y utiliza un tono de voz, un lenguaje corporal y expresiones faciales asertivas.
  • Practica con alguien más o frente a un espejo. Si estás solo, camina interpretando los dos roles. Si estás con alguien más, dile a esta persona quiénes son y qué reacción negativa debe interpretar.
  • Al principio de la práctica, no elijas la situación más difícil.
  • Si practicas con un grupo, haz que cada uno elija ejemplos menos personales u oculte detalles para proteger su privacidad. Pida que los ejemplos utilizados NO se refieran a nadie del grupo.

Tú: Establece tu límite.

  • Empieza por el puente.
  • Continúa con un: “Y siento”, o: ” Me parece… “, o: “Las reglas aquí son que…”.
  • Expresa el problema centrándote en el comportamiento y no en las intenciones. Por ejemplo: “Cuando tú”.

Tu compañero de práctica: Debe responder con la reacción negativa solicitada y parecer que lo dice en serio.

Tú: Utiliza una o más respuestas positivas para la reacción negativa.

Tu compañero de práctica: Debe terminar con un cierre positivo. Por ejemplo, “Lo intentaré… Lo pensaré… ¡Está bien! … Lo siento”.

Continúen practicando hasta que tú te veas y te expreses de forma clara, respetuosa y segura.

Cambia de rol con tu compañero para que cada uno tenga la oportunidad de practicar ambas situaciones.

Recuerda que CÓMO suenas y CÓMO te ves al establecer límites hace una gran diferencia en la forma en que la otra persona podría reaccionar. Las habilidades de comunicación de defensa asertiva muestran cómo usar un tono de voz, expresiones faciales y lenguaje corporal respetuosos y poderosos, y cómo elegir nuestras palabras.

Le invitamos a descargar este artículo destacados para uso personal , y una copia de impresión (1) copia de forma gratuita - siempre y cuando mantenga el PDF " tal cual" y no publique o comparta electrónicamente, por nuestro El permiso para utilizar Requirments. Al completar un formulario de solicitud de descara, acepta recibir correos electrónicos de Kidpower y comprende que puede darse de baja en cualquier momento. Por favor done para apoyar nuestros recursos gratuitos en línea.
Recibirá un correo electrónico con un enlace seguro y encriptado paa descargar el PDF. ¿Es usted miembro? Firmar o iniciar sesión por descargas directas y el libre acceso a 100s más recursos Kidpower.
 

Derechos de autor © 2021 - presente. Todos los derechos reservados.

Fecha de Publicación: March 15, 2021   |   Última actualización: March 15, 2021


Traducción de Verónica N’Haux

Kidpower Founder and Executive Irene van der Zande is a master at teaching safety through stories and practices and at inspiring others to do the same. Her child protection and personal safety expertise has been featured by USA Today, CNN, Today Moms, the LA Times, and The Wall Street Journal. Publications include: cartoon-illustrated Kidpower Safety Comics and Kidpower Teaching Books curriculum; Bullying: What Adults Need to Know and Do to Keep Kids Safe; the Relationship Safety Skills Handbook for Teens and Adults; Earliest Teachable Moment: Personal Safety for Babies, Toddlers, and Preschoolers; The Kidpower Book for Caring Adults: Personal Safety, Self-Protection, Confidence, and Advocacy for Young People, and the Amazon Best Seller Doing Right by Our Kids: Protecting Child Safety at All Levels.

Pin It on Pinterest

Share This