Español | English

Autora | Autorización para usar | Imprimir PDF

A cualquier edad, estamos más seguros cuando las personas que nos cuidan saben a dónde vamos, quién nos acompaña y qué hacemos. Enseñar a los niños a preguntar primero a sus adultos, como padres, profesores u otros cuidadores, antes de cambiar de planes puede ayudar a protegerlos de muchos peligros.

En la mayoría de los casos, los niños y adolescentes son perjudicados por personas que conocen y no por extraños. Por eso, es importante tener claro que esta regla de seguridad se aplica a cualquier momento en el que cambien el plan acordado, incluso con personas conocidas.

Para evitar problemas, empieza por tener muy claro cuál es el plan para cada día o lugar. Cuanto más pequeños sean los niños, más específico y a corto plazo debe ser este plan. Por ejemplo: “Ahora mismo, te dejo en tu clase de gimnasia mientras voy de compras. Quédate aquí en el aula y asegúrate de avisar a la profesora si necesitas salir para ir al baño. Si llego tarde a recogerte, díselo a la directora para que se ponga en contacto conmigo”.

Con los niños mayores y los adolescentes, pídeles que te cuenten su plan del día para asegurarte de que todos están de acuerdo. También puedes acordar con ellos diferentes formas de Preguntar Primero, como por ejemplo enviando un mensaje de texto, y sobre los lugares o personas a los que pueden ir sin Preguntar Primero, siempre que piensen primero y te lo comuniquen. Si los jóvenes viven fuera de casa, siguen estando más seguros si comunican sus planes a sus compañeros de casa o a sus amigos.

Dependiendo de la edad, las capacidades y las experiencias vitales de los niños y adolescentes, las situaciones relevantes sobre “Pensar y Preguntar Primero antes de cambiar de planes” que puedes practicar con ellos podrían ser:

  • antes de usar la cocina o de manipular algo afilado;
  • antes de jugar a las “Escondidas”;
  • antes de acercarte a un perro o a cualquier animal, como una ardilla, un pájaro, un gato o una serpiente;
  • antes de abrir la puerta a alguien que no esperabas;
  • antes de meterte en una piscina;
  • antes de sumergirte en un lago;
  • antes de ir con un vecino amistoso, aun si es otro niño que te invita a hacer algo divertido;
  • antes de irte con cualquier persona, aunque sea conocida, y aunque te diga que tus padres dijeron que vayas;
  • antes de subirte a un carro, aunque vayas a llegar tarde al colegio, incluso con alguien conocido;
  • antes de alejarte de tu familia o grupo durante una excursión para ir al baño, o volver a buscar algo que hayas olvidado;
  • antes de ir con un amigo a una fiesta o a un parque;
  • antes de acercarte a alguien que no conoces bien, incluso a una persona que intenta acercarse a ti haciéndote una pregunta, ofreciéndote algo o queriendo que le ayudes a buscar a un niño o un perro perdido.

La siguiente práctica de “Pensar y Preguntar Primero” es sencilla de enseñar y lleva menos de cinco minutos. Recuerda que debes hacerla divertida y no aterradora. Sólo estás simulando ser alguien que no conoce las reglas de seguridad, y no alguien peligroso. Ayuda a los niños a tener éxito haciendo una pausa y enseñándoles lo que deben hacer. Di lo siguiente (en cursiva):

Esta es una habilidad de seguridad de Kidpower que puede ayudarte a divertirte más y a tener menos problemas. Pregunta primero a tus adultos antes de cambiar de planes sobre dónde vas, con quién estás y qué vas a hacer, incluso con personas y lugares que conoces bien. Puede ser difícil alejarse de alguien que te gusta o esperar para hacer algo que te gusta, por eso practicamos. Puede que ya lo sepas, pero puedes utilizar esta práctica para enseñar esta habilidad a otros niños presentes en tu vida.

Supongamos que soy tu vecino y que has ido muchas veces a mi casa, y te digo: “Ven a casa. Tengo unos gatitos bebés con los que puedes jugar”. (Puedes cambiar lo que les invitas a hacer en función de los intereses y las edades de los niños).

Todos digan: “Tengo que Preguntar Primero”. (Enseña a los niños a repetir después de ti y a levantarse y alejarse).

Supongamos que digo: “Pero yo ya les pregunté a tus adultos y están de acuerdo”.

Todos digan: “¡igual tengo que Preguntar Primero!”. (Guíalos para que repitan después de ti y se pongan de pie y se alejen).

Ahora guía a los niños para que se alejen de ti mientras les gritas: “Oye! ¿Adónde vas?”.

Enséñales a dirigirse a alguien -o incluso a una silla- simulando ser su adulto a cargo (padre, niñera, abuelo, hermano mayor, etc.) y preguntar:, “¿Puedo ir a visitar a nuestro vecino y ver a los gatitos?”

Haz que el “adulto a cargo” diga:, “Gracias por Preguntar Primero. Sí, puedes ir”.

Si los niños tienen teléfonos móviles, puedes hacer que simulen enviar un mensaje de texto para Preguntar Primero y obtener una respuesta. Puedes ejercer más presión emocional fingiendo ser alguien que viene en lugar del adulto que esperaban que los pase a buscar, o fingiendo ser otro niño que dice: “Sólo será un minuto. Ya no eres un bebé, ¿verdad?”.

Si finges ser alguien que el niño no conoce bien, guía a los niños más pequeños para que se aparten de inmediato de tu alcance -y que no hablen con un desconocido que se les acerca- y se dirijan hacia su adulto. Enseña a los niños mayores a pensar primero para determinar si hay gente cerca que pueda ayudarlos y cuál es el comportamiento de la persona que se acerca. Si no están seguros de que la situación sea segura, su trabajo es alejarse y ponerse a salvo.

La historia de la Pizza de Kidpower es una forma divertida de explicar a los niños la importancia de “Preguntar Primero”, incluso cuando se trata de personas conocidas, tanto por su seguridad como por la seguridad emocional de los adultos.

Una vez, un niño volvía a casa desde el colegio mientras su madre lo esperaba en su casa. Su padre salió temprano del trabajo, pasó a buscarlo y le dijo: “Vamos a comer pizza”.

Esa fue una idea genial, excepto que se olvidaron de hacer una cosa muy importante, que fue llamar a la mamá. Cuando su hijo tardaba en llegar a casa, ¿qué creen que hizo su madre? Eso mismo, empezó a preocuparse.

La madre del niño llamó a su marido, pero él no respondió. Así que llamó a la policía. Hicieron una búsqueda por todo el pueblo hasta que el niño y su padre llegaron a casa, con la panza llena de pizza.

¿Ustedes creen que la madre habrá estado feliz de que su hijo estuviera a salvo? Sí, por supuesto. ¿Y creen que habrá estado molesta porque él y su padre se olvidaron de avisarle antes de cambiar el plan? Sí, también lo estaba. Recuerda que aunque los adultos se olviden de las reglas de seguridad, tú puedes ayudarlos a recordarlas.

En lugar de preocuparte o hablarles sobre las cosas malas que podrían ocurrir, en Kidpower te recomendamos que utilices historias y prácticas como éstas que te ayudarán a empoderar a los niños y prepararlos para que se hagan cargo de su seguridad.

Otros recursos

Going Out Alone: How to Prepare Kids to Stay Safe En inglés

Tips for Safety With Strangers and People Kids Know En inglés

Stranger Danger Videos That Trick, Test, and Shame: Teaching Safety With Successful Practice Instead of Fearful Failure En inglés

Most People are GOOD – A Kidpower Life Lesson for All of Us En inglés

The Power of Positive Practice En inglés

Nuestra Serie de Cómics de Seguridad de Kidpower ofrece una forma fácil y divertida de presentar y practicar habilidades de seguridad con niños pequeños y mayores.

Para obtener más información sobre los recursos de Kidpower para enseñar estas habilidades y conceptos sobre Seguridad con las Personas, visita nuestra Biblioteca en línea (membresía comunitaria gratuita) y nuestra Librería RlationSafe™.

Le invitamos a descargar este artículo destacados para uso personal , y una copia de impresión (1) copia de forma gratuita - siempre y cuando mantenga el PDF " tal cual" y no publique o comparta electrónicamente, por nuestro El permiso para utilizar Requirments. Al completar un formulario de solicitud de descara, acepta recibir correos electrónicos de Kidpower y comprende que puede darse de baja en cualquier momento. Por favor done para apoyar nuestros recursos gratuitos en línea.
Recibirá un correo electrónico con un enlace seguro y encriptado paa descargar el PDF. ¿Es usted miembro? Firmar o iniciar sesión por descargas directas y el libre acceso a 100s más recursos Kidpower.
 

Derechos de autor © 2021 - presente. Todos los derechos reservados.

Fecha de Publicación: May 11, 2021   |   Última actualización: May 11, 2021

Traducción de María Gisella Gámez

Kidpower Founder and Executive Irene van der Zande is a master at teaching safety through stories and practices and at inspiring others to do the same. Her child protection and personal safety expertise has been featured by USA Today, CNN, Today Moms, the LA Times, and The Wall Street Journal. Publications include: cartoon-illustrated Kidpower Safety Comics and Kidpower Teaching Books curriculum; Bullying: What Adults Need to Know and Do to Keep Kids Safe; the Relationship Safety Skills Handbook for Teens and Adults; Earliest Teachable Moment: Personal Safety for Babies, Toddlers, and Preschoolers; The Kidpower Book for Caring Adults: Personal Safety, Self-Protection, Confidence, and Advocacy for Young People, and the Amazon Best Seller Doing Right by Our Kids: Protecting Child Safety at All Levels.

Pin It on Pinterest

Share This